Contrario a lo que muchos creyeran, el unicel puede tener una segunda vida. Dart de México busca desde fomentar la cultura de reciclaje y pide la ayuda de los ciudadanos para lograrlo.

 

¿Hace cuánto usó algún objeto hecho con unicel? Seguramente fue en el desayuno de la mañana, cuando fue al supermercado o cuando hizo ejercicio.

Y es que a escala mundial convivimos con el llamado hielo seco más de lo que nos imaginamos: se consumen 13 millones de toneladas anuales de unicel, ya sea en productos desechables (básicamente para alimentos), material educativo, deportivo y hasta para la construcción.

También por ello, este material científicamente llamado poliestireno expandido ha sido satanizado como un elemento altamente contaminante.

Para combatir esta situación, Dart México, fabricante de vasos de unicel, se ha hecho el propósito de fomentar en México la cultura del reciclaje.

Queremos ayudar a la reducción de este tipo de residuos y evitar que lleguen a la basura. Buscamos reutilizar el material con el que fueron hechos y darles una segunda vida , dijo Gerardo Pedra Rocha, gerente corporativo de Programas de Reciclaje de Dart.

En Estados Unidos, por ejemplo, esta empresa lleva 20 años fomentando el reciclaje del unicel. En Canadá, alrededor de 15 años. Y en México, sólo 8 meses… aún estamos en pañales , dijo Pedra Rocha.

En México, Dart abrió una planta de reciclaje en agosto del 2010, en Atlacomulco, Estado de México, cuya capacidad le permite reciclar hasta 400 toneladas de unicel anuales.