Este material se utiliza en múltiples industrias tales como la electrónica de consumo (línea blanca y construcción), hasta muebles, herramientas y la industria alimentaria.

 

De acuerdo con los especialistas, el poliestireno expandido o unicel es un material plástico celular con numerosas aplicaciones en el campo del envase y embalaje gracias a su alta capacidad de adaptación, por lo que cada vez más sectores confían en sus beneficios; estas industrias van desde la electrónica de consumo (línea blanca), hasta muebles, herramientas, juguetes, vacunas e industria alimentaria (carne, fruta, hortalizas, pescado, helados).

Se especificó que las características más importantes de los envases y embalajes de EPS son, además de su versatilidad y su sostenibilidad (100% reciclable), su ligereza de peso, lo que reduce considerablemente los costes de transporte.

Entre los alimentos que habitualmente utilizan como envases, se encuentran pescados y mariscos; productos lácteos; productos cárnicos; bebidas; frutas y verduras; y helados y pastelería.

Caja-de-unicel-poliestireno-Naviempaques

 

En la industria de alimentos, las bondades de los envases de unicel garantizan las condiciones de mantenimiento de los productos; además gracias a su capacidad aislante y de conservación de la temperatura durante largos periodos de tiempo, se consiguen mantener todas las propiedades de los productos. De igual manera, la gran de amortiguación de impactos de este material garantiza el transporte y almacenamiento óptimo de los alimentos. Todos los envases fabricados con unicel cumplen con la legislación vigente en materia de contacto alimentario.

 

Caja-con-unicel             

 

Asimismo, estos materiales “tienen una gran resistencia a la compresión y son rígidos y apilables, lo que permite embalar productos pesados. Una de sus cualidades principales es la adaptabilidad a cualquier producto. El tipo de embalaje puede calcularse en función de los requisitos de protección y resistencia. Esto permite optimizar el consumo de material y a la vez garantiza la seguridad del producto embalado”.

Fuente: Packaging